miércoles, 6 de octubre de 2010

LOS JUEVES UN RELATO.


Por ahí de octubre, Juan regresó dueño de una suavidad desconocida, casi sabio.
Es que octubre terminaba por acercar la primavera. Volvía el brillo y el empuje a las cosas.
La renovación de las promesas y las buenas intenciones de la naturaleza, comenzaban a cumplirse.
Aroma de azahares y el azar en el amor fecundando mujeres y flores.
"En octubre... "había dicho.
En octubre, le esperó.
"Serán ocho meses, diez días, 15 horas, 13 segundos y allí estaré, ya verás como la primavera te hará explotar en savia fresca, la vida te sonreirá de nuevo con ojos a estrenar y palabras a enseñar.
Serás maestra de caminos y cruce de  destinos, enseñadora de letras y manos limpias y escribirás en renglones que vendrán derechos, todo lo torcido que puedas,cuestión de enderezar.

-Volveré en octubre, esperame con alegría- dijo Juan y cerró los ojos envuelto en sus brazos tibios.




Por ahí de octubre, Juan regresó dueño de una suavidad desconocida, casi sabio.

3er. renglón, pagina 24 Angeles Mastretta: Maridos. Elegido al azar (como todo buen marido) entre una pila variada para decidir (como todo buen marido) prestado, pero con ganas de comprarmelo para que sea mío (como todo buen marido....).









13 comentarios:

Mariela Torres dijo...

¡Qué lindo relato! No conocía el libro. Ahora sí, y esto me gustó.

Besos.

yonky dijo...

La historia de un bello durmiente que vuelve todos los octubres a acercar un poco mas la primavera?

Como no estar espectante si ya es octubre.

Si Cass,ya es primavera,en la ciudad se palpita¿verdad?

Aroma de azahares,je,bien robado

Any dijo...

Octubre es un buen mes para volver.
Y para elegir marido entre una pila variada ... jajajjajjaja.
Angeles Mastretta entonces, aqui la anoto para leerla.
vasos y besos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Es lo del mito de Adonis, casi naa lo guapo que era cada primavera.
Es como el mito de Proserpina, raptada por Hades, vuelve con cada primavera, su madre.
Ayyy, siempre lo mismo, esos que dicen: y volver volver volveeeeer.
¿Y el resto del año? Esperar, esperar, esperaaaar.
Mejor buscarse un hombre de diez estaciones, potable, no tan sabio ni con tanta suavidad desconocida y tibia, aromas de azahares, et, et, vamos, real.
Pero, no me hagas caso, tengo el día positivo realista.
Besitoooo.

CAS dijo...

MARIELA: GRACIAS por pasarte. Eres un encanto, chica

YONKI: la ciudad se está poniendo linda...como las chicas!!!

ANY: octubre es un buen mes, para buscar marido o lo que se necesite, como noviembre, diciembre, enero. etc.etc.

NATALIA: bueno, siempre viene bien un poco de positivismo realista, jajaj
Sabes? yo lo interpreté como volver a través de un hijo. Un hombre que se va, de verdad y deja su semilla en el vientre de su mujer amada... en fin, deliraciones (se dirá así en algún idioma??)

BESOS Y MAS BESOS.

Neogeminis dijo...

jejejee...muy buena elección! (la del libro y la del amrido!) jajaja...estupenda narrativa la tuya.

Un abrazo.

Pepe dijo...

Promesa cíclica de traer de nuevo el esplendor de la naturaleza. He leido tu comentario a Natali y me ayuda a entender un poco mejor el texto. Realmente, las estaciones están dentro de nosotros y nos inundan en cualquier época del año. Dependerá de nuestro estado de ánimo, podemos vivir la primavera en pleno invierno, o al contrario.
Un abrazo.

gustavo dijo...

no se escogen los maridos, que no...los maridos, la pareja se hace del azar, ese azar que dice algo asi como que esos labis tuyos coinciden en los mios, que dice algo asi que ese crazon tuyo palpita al tan tan de mis palpitos, algo asi como que esa mirada se ncuntra con mi mirada y se quedan fundidas....
malditos azares que unen personas mas que hechas las unas para las tras...malditos y bellos azares...
besos, casss

alfredo dijo...

Octubre... me gusta. Aquí mueren las hojas, allí nacen.

Los meses, como Ícaro, se suceden y resucitan una y otra vez.

Somos la ceniza, que alimenta la nueva vida, aunque sea de Octubre a Octubre.

Besos

CAS dijo...

MONICA: las de géminis sabemos de elecciiones.... tan duales somos, jaja

PEPE: hay inviernos maravillosos bajo lluvia y viento: bien acompañados, claro!!

GUSTAVO: ...y sí... sacarse un marido, es una lotería, qué sea el indicado: DOS LOTERÍAS, jaja

ALFREDO: algún día norte y sur nos encontraremos a mitad camino, y disfrutaremos el compartir las diferencias.

HA SIDO UN JUEVES ENCANTADOR.
UDS. LO HAN REALZADO CON SU PRESENCIA EN ESTE ESPACIO, CASI ESCONDIDO A LA VISTA DE TODOS.
BESOTES.

maria jose moreno dijo...

No conozco el libro pero me da gana de leerlo. ¿Me lo recomiendas?

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

¿Deliriaciones, elucubraciones...?
Si, Cass, de eso va escribir o me equivoco.
Bello tu delirio de simiente que guarda nueva vida,deliciosa forma de perpetuar el amor.
Y es que a veces, lo digo de verdad, ponemos palabras e intenciones, cosas nuestras...que se las lleva el viento, un viento que, sin embargo, lleva flotando la semilla que en un corazón atento fructifica, lleva gafas mágicas o es por casualidad, !pero fructifica!, lo digo por experiencia, la poca que tengo.
Difícil esto de escribir pero !qué gozada, dulce Cass!
Es tu primavera en mi otoño, distintos pero conocidos ambos, nos unen. Besitooos.

Susurros de Tinta dijo...

Tu poético relato me ha encantado, pero los comentarios del final ya me han conquistado definitivamente al arrancarme una carcajada callada, jajaja, que buena eres!!!, miles de besossssssssss