martes, 24 de agosto de 2010

VIEJOS VERSOS III


Tan sutil, como el buen perfume
tan indiscreto como la tentación
tan intenso como la oscuridad
tan febril como el deseo

Comenzaste con un leve roce
tu palabra siguió a mi silencio
y desde entonces
como una enredadera
prendida al muro
estás en mi camino
junto a mi.

5 comentarios:

Neogeminis dijo...

Me gusta!...la plantilla está muy buena y la estética del conjunto de tu nueva casa me parece muy atractiva!
Repito, te deseo mucha suerte en este nuevo emprendimiento virtual!
Besotes.

yonky dijo...

Que particularidad el sexo femenino!!
Siempre mudando,siempre pintando nuevos colores en paredes,siempre cambiando muebles de lugar.Esa inquietud permanente que me desorienta,que me perturba hasta que al final me hace caer exhausto y mudo en el mullido sillon para contemplar resignadamente tanta belleza.

Arriba Cass
Los 3 versos una exquicitez

CAS dijo...

MONICA. GRACIAS, sabes como geminiana que aunque sea cambiar de zapatos pero cambiar es necesario....jaja

CAS dijo...

YONKI: me parece haber oído a mi marido decir algo parecido.... me has hecho reir.
gracias por precioso comentario.

Rochitas dijo...

YA VEO QUE CAMBIAR ES NECESARIO, PERO LA ENREDADERA Y EL MURO NO LOS CAMBIA, NO DEJE EL BALCON DE JULIETTE :(