miércoles, 16 de marzo de 2011

LOS JUEVES UN RELATO: EL CONCIERTO


Crónica de un concierto por Raúl(hijo) el hijo de Casss

En su momento me dejó maravillada que se pudiera escribir algo a mi parecer de forma  muy correcta de alguien tan incorrecto como Marilyn Manson, con el que por supuesto no "comulgo" ni voy a misa, a lo sumo me podré encontrar con él en el infierno. Una visión joven de un muchacho como todos y que canalizó muchas vivencias de su adolescencia a través de esta música excitante y provocadora. Cosas de la edad. Los chicos crecen, hoy es un hombre casado y felíz, y quizás...tanta descarga de adrenalina, por lo menos a él, le vino bien. A mi me vino bien que se mudara, porque mis oídos salvo  Sweet dream, no resistían una corchea más....
(hijo: a vos te quiero y te admiro...)




El 130 me depositó en Av. Libertador Gral. San Martín al 7200. Buen trip para conocer parte de la ciudad.

Que se puede decir de un evento organizado acorde a las circunstancias, que no tiene punto de comparación con ninguno similar en magnitud de este país tercer mundista (Fiesta X, Pilsen Rock). Uno llega y entra, no hay colas ni demoras. Los escenarios y stands dispuestos de manera funcional, un refinado sonido, servicios constantes en todos los rincones del espectáculo, puestos de emergencia de a dos por escenario, múltiples salidas. Organización para imitar y tomar en cuenta.

Stands de brujas que predecían el futuro, venta de merchandainsing, Musimundo, y dos emisoras que transmitían en vivo.

En la zona meollo, dos escenarios enfrentados, uno principal y otro para bandas menores. 6 pantallas gigantes en la tabla mayor y otras tantas en la menor.

En la escena mayor tocaban Carajo, Masacre, Cabezones y el plato fuerte del milenio, Marilyn Manson (gracias Satán por enviarlo a este putrefacto mundo).
Carajo no fue observado ya que decidí por mi salud ir más tarde de lo planeado para retozar un poco en la catrera.
A mi arribo sonaba masacre, más que sonaba desentonaba en un concierto que iba a ser extraordinario. En la voz, una mezcla de Jack Black y Jim Morrison, con un tapado en leopardo fucsia. El resto eran de reparto, para silbarlos un día entero. Música basura. Creo recomendable acribillarlo en una plaza pública a este grupo de glam mal parido.
Cambiando de escenario, sin dar respiro, comenzaron Los Natas. Y como es de esperar con ese nombre no pueden ser más que un fermento instrumental desagradable al oído. Sin fuerza, con un ego muy elevado para tan mediocres novatos. Con pocas luces por suerte finalizaron su actuación.
Girando 180 grados comenzó uno de los mejores momentos de la etapa. Cabezones. Un sonido directo de las venas, con un poder raro para el metal en español. Un valor agregado y diferente le da que su cantante, Cesar, haga la performer en silla de ruedas. Su primera presentación desde el accidente que dejo con muerte cerebral a Gabriel Ruiz Díaz, bajista de Catupecu Machu, y al Cesar inanimado en sus extremidades inferiores. Con guitarristas nuevos y también su bajista, no perdieron absolutamente nada de su pasado activo. Momentos emotivos se vivieron todos derivados de fatal tropiezo. Una batería sólida y guerrera, una voz purificada y una buena compañía hicieron de esta presentación algo para recordar y mantener vivo en la retina.
Al culmino de los cabezas alcance mi clímax de odio. El Otro Yo a desafinar. Los hermanos Aldana y la sonora quemante. Salvando el tema 69, todo calamitoso, paupérrimo. Sonido sin sentido, que no busca acercarse a absolutamente nada, es simplemente un pásula choto que se la tira de Gandhi alternativo que no canta ni toca, que para peor y no ser poco arrastró a su hermana consiguiendo generar la violencia verborrágica del público. Para ser quemados en la hoguera o ser linchados con caballos.

Para culminar, lo que fui a ver, lo que fui a buscar. Un sueño juvenil que cumplo, la placidez de degustar un espectáculo en el que dan todo y entregan lo que quiero recibir. Nada blando como las bandas pop uruguayas o argentinas que llenan velódromos, un toque para cortarse las venas, para profanar tumbas. Todos sabemos que la duración del mismo no fue de dos horas treinta minutos, pero no era lo que esperaba. Yo lo deje claro antes, si toca Sweet Dreams y The Beautiful People y se va, me voy a ir conforme. No bastando eso, toco alrededor de diez temas más. Una apertura tenebrosa y peligrosa, de euforia y desenfreno, la voz inició un camino sin final. Esa voz enviada directamente del mismo infierno arrancó con If I Was Your Vampire. De ahí en más locura, enfermedad, satanismo. Roturas, rasgaduras. El piso fue lugar frecuente. La agresión a los utileros también, botellas, hielos, micrófonos, todo objeto para lacerar a los inútiles plomos. Luminaria rota, batería agredida con el soporte del micrófono. Ataque al guitarrista por parte del reverendo, amague de devolución de guitarra por la cabeza. En el medio Sweet Dreams con casco de minero con linterna. Un concierto con todas las letras. Se fue con el único tema con el que se podía ir, el inalcanzable y número uno en el top de la música de todos los tiempos, The Beautiful People.

Cerró, vamos.

Buenos Aires, setiembre 2007 
.........................................................................

Gente que hace  música en serio en lo Gustavo

17 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Mirà, este Marylin Manson, es una remake de Alice Cooper, de mis tiempos.

No hay nada nuevo bajo el sol.

(Escuchaste "fuera las escuelas" de Cooper?)

Saludos

El Gaucho Santillán dijo...

Mirà, este Marylin Manson, es una remake de Alice Cooper, de mis tiempos.

No hay nada nuevo bajo el sol.

(Escuchaste "fuera las escuelas" de Cooper?)

Saludos

LUNA dijo...

Querida Cass, he leído con mucha atención, como siempre, este relato.
Bien escrito, en tiempo y ritmo.
Con finura, esmero, profusión linguística y vocabulario fluído y amplio, como siempre.

incluso he percibido ese olor a otoño que llega desde esas latitudes y otro olor maravilloso que no conozco, pero que no dudo sea el perfume que usas...embriagador...

Sólo me quedar decir, eso sí, extasiada...

¿Que has ido dónde a ver a quiénes???????

Besitos

Susurros de Tinta dijo...

Estoy de acuerdo contigo, un texto muy, pero que muy correcto para describir un concierto de Marylin, todavía me duelen los oídos de cuando mi hija lo ponía a todo vlúmen, eso si, también a Marea, Mago de Oz, Ilegales y otros locos que ahora son parte de mi repertorio musical, lo mismo igual que enseñamos a nuestros jóvenes, ellos nos enseñan a nosotros, mis felicitaciones a tu hijo y dile a la pobre de Luna que cierre la boca, que no fuíste tú la del concierto si no tu hijo, jajaja, aunque yo no descarto para nada apuntarme a uno con mi hija que después de leer el relato de tu hijo me han dado ganas de vivir una experiencia distinta, aunque creo que todo tiene su momento y su edad y dudo que me guste, jejeje, miles de besosssssssssss, repártelos con él, ehhhh!!!!

Natàlia Tàrraco dijo...

!Aplausos Raúl! De tal palo tal astilla. Casss escribe este joven con soltura, hace de ello cuatro añitos, vocabulario del momento de la edad, muy vivido, jejeje, me encantaron esas palabras :"para retozar un poco en la catrera"
Nunca dejaís de aportarme palabras que me fascinan, aprendo.

A mi me machacaban mi hijo e hija com Metallica (por citar unos), y me gustaaaaaaaaan, siii,los de la época buena, insuperables.

Felicitaciones madre e hijo, besitooos.

Manuel dijo...

Creo que gracias a Dios no he oído Heavy en casa, uffff, no sé si lo hubiera resistido. La estética de Marylin Manson tampoco es que me vaya.... , jajajajajajaja, pero tu descripción y calificación del concierto y sus actuantes...... MEMORABLES, bravo!!!!!!!
Un beso

Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...

Muy animado, muy animado. He subido y he bajado más atento a las decalificaciones, en mi mundo habitual un tanto exageradas, que a otra cosa.
Donde yo vivo en ocasiones montan happenings y llenan de sonido avenidas pricipales.
Lo que yo destacaría a pesar de que eso atrone, era la tranquilidad de picnic de sus comensales. Y después, según pasó la tarde, lo cambiante que es el día si oscurece.
¡Yo estuve de pie todo aquel rato, imposible estarme quieto!

Carmen Andújar dijo...

Menuda descripción de un concierto,aunque no es el tipo de música que a mi me gusta; pero como tu lo explicas dan ganas de irlo a escuchar.
Un saludo

San dijo...

Raúl mientras te leia que conste que he estado bailando, pero bailando en serio, mis hijos se rien porque cuando les digo que me carguen de música,. a mi la que me cuelgan me encanta como esta que tú acompañas. Genial descripción de un concierto a golpe de tecla y de otros golpes.
Como dijeron arriba de tal palo tal astilla. Feliz llegada.
Un abrazo.

Ceci dijo...

Una batalla campal digamos!
Seguro sos de los que van a campo!
Yo ya no estoy para esos trotes!
Mis felicitaciones Raul.
Besitos

Juan Carlos dijo...

Buena Raúl. Demuestras maneras escribiendo y personalidad. Escritor y melomano? será herencia?
Abrazo, a ver si seguimos leyendo a la familia Casss.

Primavera dijo...

Pero si es algo fascinante escucharlos, es la mejor manera de no oir tu interior que te agobia..ja ja
Primavera

gustavo dijo...

tengo 48 años. pero si escuchara la música que escuchaba y que me gustaba en mis 20 ó 25...uy, qué cerca anduve de este tipo de conciertos...bue....no tan agresivos, esí que no, pero sí tan tan..viví conciertos etílicos en mi cuerpo y ahumados de chocolate en los cuerpos de los demás. no sé, nunca comulgué con el jachís..sí con el alcohol para ir a conciertos de jevi metal...
ay, qué tiempos sin taantos años. eso sí, raúl, nuca tuve la mala suerte de tener que soportar a tanto mal grupo previo al que yo fui a ver...en eso te gano, macho..
un medio beso, hijo de cass.

Matices dijo...

Tampoco es que sea de Marilyn Mason, pero he vivido este concierto juvenil, con la intensidad de quien despues sintío la necesidad de plasmarlo en palabras...
Merecía la pena leerlo, como tu dijiste

Besos

Gastón D. Avale dijo...

Y bueno, un concierto del todo distinto a lo que pensaba... sin dudas no me gusta Manson, pero no dejo de disfrutar de la música fuerte, Rammstein, metales y otras cosas cuando el cuerpo lo pide... sin dudas siempre viene bien un poquito de infierno no? saludos!

las descripciones de las bandas... Yo te mandaría a la Rolling Stone para que comentes sobre ellas...te aplaudo, pienso lo mismo que vos!
cabezones... una cosa de locos...

CAS dijo...

Queridos contertulios y amigos, en nombre de mi hijo Raúl " y en el mío propio" como saben decir los que saben decir... MUCHAS GRACIAS POR LEER ESTE TEXTO Y LUEGO POR COMENTAR. Han sido sumamente generosos, es decir, han sido lo que son: BUENA GENTE AMIGA.
Un beso y un abrazo apretado desde mi orgullo de madre para cada uno de Uds.