sábado, 30 de octubre de 2010

HALLOBLOGWEEN, UNA ANECDOTA DE MIEDO.



Cerca de Colonia del Sacramento, Uruguay, en un paraje solitario, sobreviven al paso del tiempo las ruinas de la Calera de las Huérfanas. La Estancia de Belen o Calera de las Huérfanas, fue un establecimiento jesuita que nació en la segunda mitad del S XVIII. Además de explotar la vaquería, introdujo la vid y obtuvo los primeros vinos del país; produjo cal para exportar a Buenos Aires –de ahí su nombre- y sus propios ladrillos y tejas; estableció su tahona y talleres de herrería, carpintería y telares. Además del templo, había viviendas para todos incluídos los indios y esclavos. Con la expulsión de los jesuitas, las obras se fueron transformando en ruinas.

A propósito de Halloween, importado del norte ya hace bastante tiempo, un amigo me cuenta una anécdota similar a la relatada por estos días en un programa de televisión. Le sucedió a un  conocido suyo, periodista de una radio del interior, y pese a que estos temas no me gustan nada y me asustan mucho, le pedí que su amigo me escribiera contando su experiencia. 
En mi mente estaba participar de en el Halloblogween.


La carta dice así:


    Santo Domingo de Soriano,2 de noviembre de 1666


Estimada amiga:

Por mi padre que es oriundo de Colonia del Sacramento, siempre oí hablar de la Calera de las Huérfanas. Queda en un 
paraje ubicado lejos de la ciudad. En épocas de la colonia fue habitado por los padres jesuitas.
Trabajo en un pequeña estación de radio de la ciudad de Mercedes, un poco más al norte de Colonia y para el micro de los sábados se coordinó una nota en vivo desde el lugar en horas avanzadas de la tarde Habían trascendido comentarios acerca del lugar y de experiencias paranormales en el interior de la capilla y en un túnel adyacente. El acceso al mismo estaba vedado. 
Se comentaba que por allí se oían "voces y ruidos de cadenas".Recorrimos las ruinas y surge el primer inconveniente, al ingresar a lo que fue la Capilla, unos de los muchachos que nos acompaña se queda sin cobertura en su celular. Llegamos al túnel. Micrófono y grabador en mano, alumbrados por varias potentes linternas, entramos por el pasadizo y continuamos con la trasmisión. Uno de los asistentes que nos acompaña en determinado momento sale despavorido hacia el automóvil que nos trasladó. Luego al consultarle , por la razón que lo llevó a emprender la fuga del lugar, dice que vió en una de las ventanas de la capilla, algo parecido a un espectro cubierto con sotana y capucha. 
El joven del teléfono celular, se ve pálido y ojeroso. Es el encargado de controlar el grabador. Con cara de susto casi de terror, ve que el receptor se detiene y no registra signo alguno de estar grabando dentro del túnel o de la capilla. Se apagan las linternas y no hay forma de hacerlas funcionar perdiendo todo contacto con el exterior. En la más absoluta oscuridad, impregnados del olor rancio del lugar, faltos de aire y con los latidos a mil, huímos más que volando, a los tumbos, enredándonos con los cables y tropezando entre nosotros. Al salir de las ruinas, la noche fría nos espera y los adminículos electrónicos vuelven a funcionar. 
Mi sorpresa –miedo incluído- siguió en aumento cuando al día siguiente reviso lo que quedó registrado en el grabador: mezclado con el sonido ambiente y estática se oye una voz diciendo la palabra cháke: interjección en guaraní, que significa ¡cuidado!.......Aun siendo muy breve el tiempo de grabación, la voz repite varias veces la palabra.
Te escribo esto, y mi mano tiembla de solo recordar esa voz… no creo en brujas, pero que las hay: LAS HAAYYYYY!!!!

Basado en hechos ciertos, casi normales…


'''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

Más historia "de miedo" en el blog de:
http://teresacameselle.blogspot.com/

16 comentarios:

Medea dijo...

Esas presencias de mundos paralelos me aaasususustan mucho, me hubiera gustado que la experiencia fuera más larga.Jejejeje
Ya había pasado por tu blog e incluso había dejado algún comentario en otras entradas. Me gusta lo que aquí encuentro. Un beso

Fibonacci dijo...

Me ha gustado, aunque no creo en estas cosas,pero lo he leido muy a gusto.
Un saludo

Gastón Daniel Avale dijo...

fantastico el relato! jajaja....CHAKÉ CHAKÉ... que nos vas a matar a todos del susto! besos....SOBRE TODO LE PUSISTE MÚSICA DE TERROR AL ASUNTO!

LUNA dijo...

2 de Noviembre de 1666-
Publicación de "La Chymie charitable et facile en favour des dames", de Marie Meurdrac, un libro en el que se dan, entre otras, la receta química para la destilación de sangre humana.

Que curioso, ¿verdad?-
Justo ese dia que está escrita la carta, en este libro se da la receta química de la destilación de sangre humana!!!!

Dos hechos paralelos y los dos llenos de misterio, de hechos que nos llenar de temor y desconcierto....
muy buena historia, ambientada con una musica insuperable....
Enhorabuena.
Besitos

alfredo dijo...

Claro, tuvo que ser el el 666... "Vade retro Satana"

Yo tampoco creo, pero si me pasara a mi, se me pondrían los pelos como escarpias y saldría corriendo como alma que lleva el diablo (nunca mejor dicho).

Menos mal que se trata de una anécdota... ¿o no?

Besos

Teresa Cameselle. dijo...

Haberlas, hailas, decimos los gallegos. Lugares antiguos, llenos de historias de vivos y muertos, de algún modo conservan entre sus paredes las emociones, el dolor, el sufrimiento allí sufrido, y de algún modo eso interfiere incluso con la tecnología.
Me encantan estas historias, gracias.

Ricardo Miñana dijo...

Te ha quedado inquietante el relato.
un placer pasar a leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Neogeminis dijo...

Cass! se me ha helado la sangre al leer esta anécdota!...los relatos de terror son entretenidos cuando una sabe que son de "mentiritas" (como decíamos en la infancia! jejeje) ahora, si se da la posibilidad que sean reales...NI HABLAR!!!...les escapo!


un beso tembloroso...!!!

saltar del tren dijo...

Ayyyyyy! que me dio un poco de miedito
besos y sustos

Pepe dijo...

Creo que forma parte de nuestra herencia genética.Tenemos un miedo ancestral a lo desconocido, a lo paranormal, y, aunque nuestro sentido común nos dice que no es lógico creer en estos fenómenos, lo cierto es que nos da algo de miedo incluso el hecho de imaginarlos leyéndolos.
Un abrazo.

Verónica Marsá dijo...

Ah, qué bueno. Y decías que era soso? Es genial! 666 el número de la bestia, o el de "Vade retro sotanas" y no Satanás! La bestia del cura!

Yo me muero del susto, en guraraní Cháke o en suajili Huduma!

Besito y buen domingo, miembro de la patrulla!

XoseAntón dijo...

Dicen que el miedo está dentro, no fuera; y son las palabras quienes lo despiertan. A correr toca...

Bikiños

Any dijo...

Pues yo no pasaría ni a 20 cuadras de alli ... por las dudas.
Lo que me asusta es esta música que suena mientras leo esto, ahijuna! de donde la sacó ???

=S

besos

Natàlia Tàrraco dijo...

Cas, PERDIDOS en el tunel del tiempo, 1666 pone la carta ¿se equivocó nomás de entrada?
A esos lugares ni de lejos, ni con radios ni con nadaaa, quedénse espíritus tranquilos. ¿y ese sonido de fondo? Apaga y vámonos que me tosen en la nuca.

Lo has logrado amiga, ponerme a tiritar, escalofríos, humedad en la palma de la mano, siempre logras atraparme, esta vez no te lo perdono.

Besitooooo tembloroso.

CAS dijo...

gracias muchachada por pasar!!!
admito que mi relato fue de terror, pero en serio, de terrooorrrr!!!! JAJAJ

Ya les dije que los quiero?

Amber lake dijo...

Las historias de almas en pena siempre me provocan escalofríos, y éste no ha dejado de hacerlo; y la preciosa música que lo acompaña también.
Estupendo relato. Felicidades.